29
Ene

Hoy es un día que nos recuerda lo importante de la lucha contra el cambio climático. La ONU estableció que hoy 28 de enero, se celebra la reducción de las emisiones de CO2. Pero no se trata de una conmemoración simbólica, sino para  empujar a las autoridades a tomar decisiones políticas en cuanto al cuidado del medio ambiente y las reducciones de gases de efectos invernadero.


Recordemos que el co2, es el gas de efecto invernadero más abundante y dañino en nuestra atmósfera, siendo el principal responsable del calentamiento global, calentamiento de la superficie y atmósfera de nuestro planeta.  Recordemos también que este gas no surge de la nada.


Ya llevamos dos siglos de desarrollo económico e industrial desenfrenado, quema de combustibles fósiles como nunca antes se ha visto, con deforestación y agricultura a gran escala, destrucción de nuestros ecosistemas y pérdida de biodiversidad, mientras aún sufrimos las escasas regulaciones ambientales y ecológicas.  Estas actividades han causado efectos dañinos nunca antes visto en la historia de nuestro planeta, uno de estos efectos es el co2 producido en altas concentraciones.


Por eso una de nuestras luchas más importantes, es la de reducir la magnitud de CO2 que se produce, que ha cobrado un papel importante en el cambio climático. Por ello es hoy un día relevante, donde tenemos la necesidad de transformar nuestra estructura productiva hacia actividades económicas amigables con el medio ambiente, cambiar en un giro de 180 grados nuestra matriz energética dejando atrás la generación de energía a través de hidrocarburos. Mejorar nuestros transporte dejando atrás los combustibles fósiles y tantas otras actividades dañinas con nuestro medio ambiente. Tampoco debemos olvidar el tratado de escazú, que chile no ha firmado, el cual permite garantizar los derechos de acceso a información ambiental, participación en la toma de decisiones ambientales, protección a los defensores del medio ambiente y acceso a justicia en materia ambiental. 

Hoy más que nunca Chile debe firmar este tratado ambiental, para asegurar la participación y protección a las comunidades que defiende nuestra naturaleza. En nuestro país los defensores ambientales sufren persecución, hostigamiento y amenazas, ponen en riesgo sus vidas. Solidarizamos con todos y todas quienes han luchado por proteger el medio ambiente, y que lamentablemente se han visto amenazados, como las mujeres de zona de sacrificio en resistencia hace un tiempo, y recientemente el alcalde de Petorca, Gustavo Valdenegro, que recibió cobardes amenazas de muerte y que rechazamos enérgicamente. Esto no debe ocurrir. Más que nunca Chile debe firmar este tratado y avanzar en la protección de las comunidades que defienden el medio ambiente. (foto:  Foto de Chris LeBoutillier en Pexels)