23
Ene

“Es curioso q la suprema ordene a un municipio pobre garantizar 100 litros de agua por persona, soslayando el rol del Estado, y no pronunciándose sobre las causas de porque vivimos privados de agua.”

Así se refirió Rodrigo Mundaca al dictamen de la Corte Suprema frente al recurso de protección de los vecinos del Melón en contra de la empresa de Megaminería Anglo American S.A, revocando la sentencia de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, y ordenando al municipio de Nogales  “adoptar todas las medidas necesarias” para asegurar un abastecimiento de agua no inferior a 100 litros diarios por persona.

En este mismo aspecto Mundaca indicó, “creemos que este fallo no apunta al problema de fondo, que es que en Chile solo el 2% del agua está disponible para consumo humano y el otro 98% está en la industria favoreciendo el interés privado, más aún, el fallo si bien favorece a los vecinos, obliga al Estado a través del municipio a asumir la entrega del agua.”

Cabe destacar que este fallo al ratificar la entrega de 100 litros diarios por persona, difiere de la resolución 458 del pasado 16 de abril del 2020, que estableció la entrega de solo 50 litros por personas dictada por el Seremi de Salud Francisco Álvarez, desconociendo en ese entonces la resolución 456 dictada días antes por la misma autoridad del gobierno Regional (V), que aprobaba en pleno inicio de crisis sanitaria garantizar la entrega de 100 litros diarios por persona.

“Emplazamos al intendente regional Jorge Martinez a que se pronuncie sobre la decisión de la Corte Suprema y derogue la resolución 458 que sólo otorga 50 litros por persona, de tal manera que la inhumanidad de estas medidas arbitrarias siga condicionando el desarrollo de la vida de miles de personas en nuestro país”, manifestó Mundaca.

Hacer del agua un bien común y de su acceso un derecho humano en la nueva constitución será labor de cada uno de las y los constituyentes, quienes deberán sentar las bases para un nuevo modelo de gestión hídrica.

“La región de Valparaíso, en particular las provincias de Petorca y Aconcagua, son el reflejo brutal de los efectos del despojo del agua, y debemos estar a la altura de las circunstancias, defender y proteger la vida es un imperativo ético y moral.”, indicó finalmente Mundaca. (foto: Samad Deldar en Pexels)