Creemos en la construcción de una sociedad inclusiva que no discrimina y que genera desarrollo humano real para todas y todos, más allá de su edad, religión, condición, cultura, creencias, origen social, país, ancestros y género, de tal manera que participen de forma equitativa en los diferentes ámbitos de ella, tales como el educativo, económico, legal, político, cultural, laboral, medio ambiental, entre otros.

Lo anterior se funda en el entendimiento que el modelo de sociedad que se ha construido en Chile deja de lado y excluye a muchas y muchos , sobre todos a aquellos/as sin representación directa, tales como las personas mayores, migrantes, en situación de discapacidad, personas con enfermedades “raras” y/o mentales y todos/as aquellos/as que abrazan causas tan específicas que hoy tal vez no sean comprendidas, situación que conocemos muy bien desde nuestra tarea por la visibilización de los problemas del agua en el país.

Esta opción implica el reconocimiento real de la importancia y valor de la diversidad y de las diferencias de los distintos grupos sociales y con ello la necesidad de trabajar por mayor equidad entre las personas y entre los territorios que habitan. De esta manera, apuntamos a todas las personas puedan acceder y disfrutar de sus derechos fundamentales y universales de los cuales son depositarios, poniendo al centro la vida digna y humana y con ello asegurar la autonomía en la toma de decisiones, la participación ciudadana, el acceso y uso de los bienes y servicios disponibles para las ciudadanas y ciudadanos.

De esta manera trabajamos día a día por una sociedad para todas y todos que dispondrá y habilitará mecanismos para asegurar la garantía de los Derechos Humanos y ambientales, la dignidad y la ciudadanía activa de todas las personas que la componen.

Por los motivos señalados, declaramos que desarrollaremos una CAMPAÑA INCLUSIVA, dado que de otra manera no estaríamos siendo consistentes con nuestros anhelos, esperanzas y sueños de como visionamos nuestra región de Valparaíso, materializándose en el siguiente manifiesto, que da cuenta de la construcción de nuestras acciones desde la coherencia en el presente y el futuro y que se enmarca en la edificación de una sociedad donde se inserten sin exclusión todas y todos. 

COMPROMISOS DE RODRIGO MUNDACA EN SU CAMPAÑA INCLUSIVA A GOBERNADOR

  1. Nuestra campaña a gobernador regional, por su naturaleza inclusiva, abraza y recibe a todas y todos sin distinción alguna de edad, género, condición, origen, religión, opción, capacidades y todos aquellos aspectos que hoy sean fuente de discriminación en la sociedad actual, por lo que garantizaremos la igualdad de trato y la no discriminación para todas y todos bajo cualquier circunstancia, sobre todo en el despliegue territorial y comunicacional de la campaña.

 

  1. Nuestra campaña basará su despliegue en un valor fundamental para el desarrollo democrático como lo es la Transparencia tanto en su financiamiento, en el trabajo de sus estructuras, con sus adherentes y en sus ejes programáticos. De esta manera en nuestra página web se podrá encontrar toda la información relevante que respalde nuestro actuar y en especial los aspectos derivados del monto de las donaciones y de los gastos asociados a la campaña. En ello no aprobaremos ni recibiremos aportes reservados.

 

  1. Nuestra campaña se basa en el aporte real y constante de personas diversas que desde su convicción creen en la posibilidad de un mundo mejor. Por lo tanto, todas las estructuras de organización y gestión de ella serán integrados desde la óptica de la paridad, la diversidad y la interculturalidad, incorporando preferencialmente a quienes no estén representados y en especial teniendo un especial trato por la integración de jóvenes, disidencias, y personas mayores.

 

 

  1. Nuestra campaña tiene un compromiso a ultranza por el respeto entre las personas y el medioambiente, por lo cual todas nuestras comunicaciones y nuestros mensajes no fomentaran ni la violencia, ni la burla, ni la discriminación, ni el descredito de ningún tipo, tanto dentro de la campaña, como para con sus adherentes, y mucho menos la violencia verbal, simbólica o física contra aquellas personas con preferencia política por otro candidato o por otro partido político, ni contra la población en general, absteniéndonos de utilizar, favorecer o apoyar cualquier mensaje o discurso que fomente el odio o la violencia.

 

 

  1. Nuestra campaña propenderá a desarrollar su despliegue en un ambiente de armonía, fraternidad, sororidad, paz y respeto, por lo cual alentaremos el destierro de todo tipo de prácticas que conlleven cualquier tipo de abuso, discriminación, denostación o violencia de cualquier clase, sea verbal, física o simbólica. Incorporaremos en las estructuras de gestión y organización de la campaña procedimientos informados y canales de comunicación necesarios para quienes pudieran sentirse vulnerados, resguardando en todo momento la confidencialidad y las garantías de los involucrados.

 

  1. Nuestra campaña se desarrolla y se construye con la convicción de que todos los derechos son inalienables para todas las personas, arbitrando las medidas, condiciones y contextos para que esto sea cumplido. De esta manera, nuestras comunicaciones y mensajes serán construidos en los diferentes lenguajes y/o soportes según sea necesario para atender a las diferentes situaciones de discapacidad presentes en la población, promoviendo la igualdad de resultados.

 

  1. Nuestra campaña se compromete a tratar con responsabilidad y justicia en sus contenidos comunicacionales y programáticos las materias sensibles a diversos grupos o personas, de tal manera de evitar cualquier tipo de estigmatización, acompañando de ser necesario información complementaria y/o de contexto que facilite su entendimiento o explicación.

 

  1. Nuestra campaña se compromete a que la elaboración del programa de gobierno regional de nuestra candidatura se realice sobre la base del enfoque de género y del enfoque basado en los derechos humanos y ambientales, respetando y tomando en cuenta la diversidad cultural y las particularidades territoriales, basando el diseño de los planes de acción bajo una base democrática y participativa y que propendan a la equidad territorial.

 

  1. Nuestra campaña se compromete a incorporar en todos sus actuaciones presenciales o virtuales, de programa o comunicacionales informaciones absolutamente fidedignas y que colabore a una discusión informada y empoderante que permita que las personas puedan participar efectivamente del proceso electoral colaborando así en la profundización de la democracia en nuestro país.

 

  1. Nuestra campaña se compromete a que en sus actos públicos propenderá a que existan todas las condiciones para asegurar la participación de niños/as, personas mayores, personas en situación de discapacidad motora o sensorial de tal manera que ellas y ellos puedan participar en igualdad de condiciones de dichos actos.

 

  1. Nuestra campaña incorporará en su estructura de gestión un consejo social que represente a la sociedad en su conjunto y que permita que todos/as aquellos/as que hoy no se sienten visibles o representados encuentren en dicha orgánica un espacio de representación y acción colectiva.